domingo, 27 de noviembre de 2011

Núcleo

El núcleo es un cuerpo grande, frecuentemente esférico siendo la estructura más voluminosa dentro de las células eucariotas. Está rodeado por la envoltura nuclear, constituida por dos membranas concéntricas, cada una de las cuales es una bicapa lipídica. Estas dos membranas están separadas, pero a intervalos frecuentes se fusionan creando pequeños poros nucleares, por donde circulan los materiales entre el núcleo y el citoplasma. Los poros que están rodeados por gránulos que contienen proteínas y se disponen en un patrón octagonal, forman un canal estrecho que atraviesan las bicapas lipídicas fusionadas.
Núcleo celular eucariota. En este diagrama se visualiza la doble membrana tachonada de ribosomas de la envoltura nuclear, el ADN Dentro del núcleo celular se encuentra un líquido viscoso conocido como nucleoplasma, similar al citoplasma que se encuentra fuera del núcleo.


El núcleo celular contiene la mayor parte del material genético celular en forma de múltiples moléculas lineales de ADN conocidas como cromatina, y durante la división celular ésta aparece en la forma bien definida que se conoce como cromosoma. Una pequeña fracción de los genes se sitúa en otros orgánulos, como las mitocondrias o los cloroplastos de las células vegetales

Un núcleo celular de fibroblasto de ratón en el que el ADN está teñido de azul. Los diferentes territorios del cromosoma 2 (rojo) y cromosoma 9 (verde) están teñidos mediante hibridación fluorescente in situ.
El cuerpo más conspicuo dentro del núcleo es el nucléolo. No está rodeado por una membrana, por lo que en ocasiones se dice que es un suborgánulo. El principal papel del nucléolo es sintetizar el ARN y ensamblar los ribosomas. La cohesión estructural del nucléolo depende de su actividad, puesto que el ensamblaje ribosómico en el nucléolo resulta en una asociación transitoria de los componentes nucleares, facilitando el posterior ensamblaje de otros ribosomas.


Micrografía electrónica de un núcleo celular, mostrando su nucléolo teñido en un tono más oscuro (electrón-denso).
El núcleo desempeña dos funciones fundamentales para la célula. Primero lleva la información hereditaria que determina donde se desarrollara un tipo particular de célula. Cada vez que la célula se divide, esta información pasa a las dos nuevas células. Segundo, el núcleo ejerce una influencia continua sobre las actividades de la célula, asegurando que las moléculas complejas que ella requiere se sinteticen en cantidad y tipo necesarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada